Home / Columnistas / Columna Zarpazo; “La victoria tiene cien padres y la derrota es huérfana.
Zarpazo

Columna Zarpazo; “La victoria tiene cien padres y la derrota es huérfana.

Por Abisaí Rubio,

Las frases o dichos populares nos dejan una marcada enseñanza y en ocasiones lecciones de vida, una muy recurrente es la dicha por Napoleón Bonaparte un militar y gobernante francés que controlo casi toda Europa occidental y central, mediante una serie de conquistas y alianzas y cuyas victorias eran elogiadas por todos.

Napoleón es considerado uno de los mayores genios militares de la historia, pues comando campañas bélicas muy exitosas que para los inicios del siglo 18 eran un boom por las conquistas realizadas.

Sin embargo, para sus críticos, Napoleón Bonaparte era un dictador tirano que con sus guerras les dio muerte a millones de personas y lo catalogaron como el hombre más megalómano y nefasto de su tiempo.

Su frase “La victoria tiene cien padres y la derrota es huérfana” enfatiza en sus acciones, pues mientras que derrotó y conquistó grandes imperios y fortalezas europeas, todos estaban a su lado elogiando sus acciones y vitoreando sus triunfos, y a voz en cuello externaban palabras como ganamos, triunfamos, vencimos, derrotamos, en un sentido plural, en pocas palabras un logro de todos.

Pero cuando llegaron las derrotas, las palabras cambiaron y se escuchaba, Napoleón fue derrotado, perdió la guerra, no logro el triunfo, todas estas frases en sentido singular, que a final de cuentas se quedó solo cuando murió en la Isla de Santa Elena mientras enfrentaba a los británicos.

Hoy en día esta misma frase se aplica en la política actual, cuando las cosas para algún político van viento en popa, esta rodeado de amigos y aduladores, todos quieren sacarse la selfie con él y las frases auto incluyentes están por todos lados.

Sin embargo, cuando las cosas salen mal, o no se obtienen los resultados esperados, por lo general siempre hay solo un culpable o un derrotado.

En unos días más, veremos a muchos que buscaran diligentemente acercarse a quienes se designen como los candidatos oficiales de las alianzas o partidos a la presidencia municipal o a las diputaciones federales, para expresarles su adhesión a su proyecto y externarle que siempre supieron que ellos o ellas eran los mejores para contender por el puesto.

Las lisonjas y elogios estarán a la orden del día y todos estarán con ellos en este su primer triunfo ante los otros aspirantes a ocupar el cargo, pero para después del primero de junio, un día después de las elecciones, quienes les hayan atinado a los ganadores estarán felices y cantando sus victorias, diciendo Ganamos, lo logramos, vencimos.

Mas para quienes no hayan alcanzado el triunfo, estarán solos y tristes y sus aduladores y compañeros de proyecto, retirados de ellos y pensando porque perdió.

Pero bueno esto ya es una costumbre muy arraigada en muchos aspectos de nuestra vida, pero a final de cuentas solo la vemos y analizamos cuando nos toca vivirla, pues dicen que nadie aprende en cabeza ajena.

Sobre staff

Te puede interesar...

Zarpazo

La unidad es el reto del PRI en Nuevo Laredo.

Por Abisaí Rubio, 22 de enero de 2018. A unos días de que se de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>